Dog Brothers Public Forum
Return To Homepage
Welcome, Guest. Please login or register.
October 22, 2014, 12:22:35 AM

Login with username, password and session length
Search:     Advanced search
Welcome to the Dog Brothers Public Forum.
82967 Posts in 2255 Topics by 1067 Members
Latest Member: Shinobi Dog
* Home Help Search Login Register
+  Dog Brothers Public Forum
|-+  DBMA Espanol
| |-+  Espanol Discussion
| | |-+  Terrorismo islámico
« previous next »
Pages: [1] Print
Author Topic: Terrorismo islámico  (Read 3964 times)
Cecilio Andrade
Power User
***
Posts: 119


« on: January 04, 2008, 10:56:17 AM »

De http://cyberterrorism.blogspot.com/

Quote
Hizbulá extiende el integrismo islámico por el sur de Líbano

Para los que viven cerca de la frontera con Israel, este grupo es el proveedor de todos los servicios



Los retratos de los clérigos chiíes plagan cada esquina. También las fotos de los suicidas que perdieron su vida en la lucha contra Israel. A medida que uno se mueve hacia el sur de Líbano, controlado por Hizbulá, las mujeres cubiertas por enormes velos negros se convierten en algo normal.

Numerosos carteles indican la entrada al territorio dominado por Hizbulá. Para las personas que hoy en día viven en los alrededores de lo que solía ser una prisión israelí en la ciudad de Jiam, Hizbulá no es un grupo terrorista, sino el guardián de la liberación, además de un proveedor inigualable de servicios sociales que brindan apoyo a un sector de la población libanesa. Pero el reciente asesinato de Rafiq Hariri puede resultar un arma de doble filo para la organización. Las relaciones entre Siria y Hizbulá son muchas, y con Damasco en el ojo del huracán, muchos temen que la organización pueda convertirse una vez más en el objetivo de los que luchan contra el terror.

Mohammed Nayef asegura que en 1982 recibió a los israelíes con los brazos abiertos cuando éstos invadieron Líbano para terminar con Yaser Arafat y la Organización para la Liberación de Palestina. Poco después los empezó a odiar, cuando decidieron quedarse como ocupantes durante 18 años. «Estuve seis años aquí. Congelado en el invierno y deshidratado en el verano», indica señalando la prisión de Jiam y los alambres de púas que la rodean. «Hizbulá nos dio la libertad. Echó a los israelíes. Mis hijos van al colegio gracias a Hizbulá, tenemos clínicas gracias a Hizbulá. Si en Occidente piensan que son terroristas están equivocados», agrega. Jiam se convirtió en el centro de interrogación y detención más temido del país. Desde 1985 hasta mayo de 2000, cuando Israel se retiró del sur del país, miles de libaneses fueron retenidos allí sin juicio alguno. Muchos de ellos fueron brutalmente torturados. Otros tantos también murieron.

Pero si para los chiíes del sur de Líbano Hizbulá es una palabra santa, para Estados Unidos la organización sigue siendo un grupo terrorista que no sólo amenaza los intereses norteamericanos sino también los de su principal aliado en la región, Israel. «Ése es su problema. Nosotros somos el partido político más grande de Líbano. Tenemos el respeto de nuestros seguidores. Nuestras acciones militares han sido contra nuestro enemigo, Israel, y por la liberación de nuestra tierra», Mohamed Fneish, el cuarto en la línea de mando dentro de la organización. «Israel no ha abandonado todo el territorio libanés y continúa con sus ataques», agrega. Fneish se refiere a las 14 Granjas de la Sheba, una región al sureste de Líbano que Hizbulá considera territorio libanés. Para Israel, en cambio, estas granjas pertenecen a Siria y dice que su plan de retirada del sur del pasado fue basado en los planos de Naciones Unidas que muestran a la Sheba del lado sirio de la frontera.

Hizbulá ha sido acusado de varios atentados en diferentes partes del mundo. En Argentina, de participar en el atentado contra la Embajada de Israel y la Mutua Israelí Argentina (Amia). EE UU le ha culpado de proveer las bombas que mataron a más de 250 personas en los ataques contra sus embajadas en África en 1998. La Autoridad Nacional Palestina (ANP) asegura que estuvo involucrado de una manera o de otra en el atentado que el viernes pasado mató a cuatro israelíes en una discoteca. «De repente somos los causantes de todo. No planeamos los ataques del viernes pasado. El culparnos a nosotros es una manera de la ANP y de Israel de evitar resolver los serios problemas que todavía tienen entre manos», explica Fneish. Sin embargo, Fneish no oculta su visión sobre el país vecino y su apoyo a la causa palestina. «Mientras se sigan cometiendo las atrocidades que se cometen contra los palestinos, Israel seguirá siendo el enemigo», dice Fneish, quien además responde con un no rotundo a la pregunta de si reconoce la existencia del Estado de Israel.

Pero a pesar de todo, Hizbulá construye carreteras, escuelas, clínicas, entrega agua potable y comida a las regiones olvidadas por el Gobierno libanés. El doble rol que Ejerce la organización fortalece su posición dentro de la comunidad dejando miles de seguidores, tarea que dificulta aún más la lucha contra potenciales terroristas.

En los últimos años, Hizbulá ha intentado bajar su perfil para convertirse más en un partido político que en un grupo de resistencia. Sus combatientes se han desvanecido en las ruidosas calles del sur de Beirut y aquéllos que hace años llamaban a la creación de un Estado islámico, hoy hablan de democracia y de coexistencia entre las diferentes religiones. «¿Has visto que con nosotros no te tienes que cubrir para venir al sur del país?», dice Haida Dokmak, otro miembro de la organización. «Esto es Líbano. Es un país libre. Vístete como quieras», aseguró a esta periodista Dokmak intentando demostrar la apertura hacia la mujer de la organización.

Pero, mientras, los lazos con Irán y Siria todavía existen, así como también las acusaciones de terrorismo. Teherán envía millones de dólares al año para financiar a la organización y Siria los utiliza como carta de negociación estratégica en contra de Israel. Mientras Damasco controle Líbano es difícil que cualquier operación militar contra los israelíes no pase primero bajo el escrutinio de los sirios. Las presiones internacionales para cortar con la financiación de Hizbulá podrían costarle a la organización cien millones de dólares al año. Si Siria es arrinconada y forzada a abandonar Líbano, el grupo pro iraní perdería su benefactor espiritual además de una buena ruta de abastecimiento de dinero y armas.
« Last Edit: January 04, 2008, 10:57:48 AM by Cecilio Andrade » Logged

"Ve a decirles a los espartanos,
extranjero que pasas por aqui,
que, obedientes a sus leyes,
aqui yacemos."
                                   Simonides.

WebBlog: www.cecilioandrade.es
Cecilio Andrade
Power User
***
Posts: 119


« Reply #1 on: January 04, 2008, 11:01:37 AM »

Quote
LibertadDigital.es
04/01/2008  17:52
"NUNCA DAREMOS MARCHA ATRÁS, NUNCA CEDEREMOS"
Bush dice que el objetivo del terrorismo islámico es "establecer un imperio desde España a Indonesia"
El presidente de EEUU, George W. Bush, dijo este jueves que los terroristas, a los que definió como "malvados pero no locos", utilizan el conflicto en Irak como una "excusa" para intimidar al mundo. Bush explicó que el integrismo islámico es una "ideología radical" que ya "existía antes y existirá después" de la intervención en Irak y tiene como objetivo "esclavizar al mundo" y "establecer un imperio desde España a Indonesia". Por eso el presidente de EEUU insistió en que "nunca aceptaremos menos que una victoria completa".
Herramientas
Noticia publicada el 06-10-2005

L D (Agencias) En un discurso ante la Fundación Nacional para la Democracia en Washington, el presidente estadounidense dijo que "contra semejante enemigo sólo hay una respuesta efectiva: nunca daremos marcha atrás, nunca cederemos y nunca aceptaremos menos que una victoria completa".

Bush aseguró que los integristas islámicos han convertido Irak en el símbolo de su lucha contra el mundo occidental y destacó que de conseguirlo permitirá a sus seguirdores en el resto de países musulmanes "derrocar todos los gobiernos moderados en la región y establecer un imperio islámico radical que abarque desde España a Indonesia".

El presidente justificó su empeño por continuar y completar la guerra global contra el terror, asegurando que está dando resultados y prueba de ello, dijo, son los numerosos ataques de la red terrorista Al Qaeda que se han podido frustrar. Bush precisó que desde los atentados contra EEUU el 11 de septiembre de 2001 se frenaron 10 tramas de Al Qaeda de las que tres tenían como objetivo EEUU, así como numerosos envíos ilegales. "Estamos haciendo frente a una ideología radical con un claro objetivo, el de esclavizar naciones e intimidar a todo el mundo", según Bush, quien insistió en que "ningún acto nuestro provocó la furia de los asesinos" y ningún gesto de calma cambiará sus planes de seguir matando.

El presidente lanzó un mensaje de advertencia a Irán y Siria, países ambos con una "larga historia de colaboración con terroristas", e hizo un llamamiento al mundo islámico para que condene claramente el terrorismo. Las guerras no se ganan sin sacrificio y ésta, añadió, "requerirá más sacrificio, más tiempo y más determinación".
Logged

"Ve a decirles a los espartanos,
extranjero que pasas por aqui,
que, obedientes a sus leyes,
aqui yacemos."
                                   Simonides.

WebBlog: www.cecilioandrade.es
Cecilio Andrade
Power User
***
Posts: 119


« Reply #2 on: January 04, 2008, 11:04:48 AM »

www.colpisa.com

Quote
10/12/07 17h 11m
RELIGIÓN
Los 'locos' de Dios



-Élie Barnavi, autor de “Las religiones asesinas”, sostiene que el combate de Occidente contra el integrismo islámico violento debe combinar las facetas represivas y educacionales.

-El ex embajador israelí en Francia no comparte la tesis de Zapatero sobre la ‘Alianza de Civilizaciones’.

Madrid, 10 dic. (COLPISA, Rafael Herrero).
Los denomina “los locos de Dios”. Y su nacimiento y forma de operar es relativamente novedosa, si bien tienen un objetivo que las religiones monoteístas arrastran del pasado, desde hace siglos: “tomar el poder”. Es la tesis de Élie Barnavi, autor de un ensayo titulado ‘Las religiones asesinas’, en el que analiza el nuevo fantasma que recorre el mundo: “el terrorismo basado en la religión”, que bautiza también como “fundamentalismo revolucionario”. Para Barnavi, el fanatismo violento “más nocivo” en la actualidad bebe de las raíces del islamismo.
El ‘combate’ de Occidente contra el integrismo islámico violento, sostiene, debe combinar las facetas represivas y educacionales. “Un nivel de lucha –dice—debe ser militar y policial, y parece que las cosas van bastante bien. El otro nivel, muy importante, es el de la educación”, para que los inmigrantes islámicos o sus hijos, ya nacidos en países desarrollados, asuman la tolerancia como una de las virtudes cívicas fundamentales de la democracia basada en el laicismo. Sobre el aspecto escolar, Barnavi se manifiesta “a favor del velo en la escuela”, que desde este punto de vista debe ser “neutra”.
Actual director del comité científico del Museo de Europa, recientemente inaugurado en Bruselas, Barnavi arguye que, en el fondo, todas las religiones tienen un componente ‘político’, si bien en el presente hay notables diferencias entre unas y otras. Así, estima que la Iglesia Católica “es ahora más liberal y ha renunciado al poder. En su conjunto no molesta a nadie, porque no tiene tampoco ganas de tomar el poder”. “El judaísmo –agrega—tampoco es un problema. Es una religión nacional, étnica, que no se exporta ni se pretende imponer fuera de sus fronteras. Los israelíes guardan sus integristas para ellos mismos. Es impensable que un judío ponga una bomba en España, por ejemplo”.

No a la Alianza de Civilizaciones

Cuestión distinta es el integrismo violento que procede del Islam, “una religión universal que expresa una frustración cultural profunda. Pueden dañar a Occidente y a los propios musulmanes, que son la mayor parte de sus víctimas”. El autor no cree que el “Islam revolucionario tome el poder en los países occidentales”, si bien puede originar en éstos “una autocensura” en sus pronunciamientos ante el fanatismo por ‘miedo’, lo que impide calibrar el verdadero ‘peligro’ del integrismo terrorista. Aunque, advierte, “donde juegan con verdadero peligro es en algunos Estados musulmanes, como Egipto y Pakistán”, donde el radicalismo islámico reverdece.
Ex profesor de Historia Moderna de Occidente en la Universidad de Tel Aviv y ex embajador de Israel en Francia, Élie Barnavi no comparte ni la tesis José Luis Rodríguez Zapatero sobre la ‘Alianza de Civilizaciones’ ni la del multiculturalismo. Sobre el concepto acuñado por el jefe del Ejecutivo español es tajante: “No pienso nada y, sobre todo, nada bueno, porque ese concepto es una impostura. Las civilizaciones no existen y no conozco a ninguna a la que yo pertenezca. No me siento de una civilización distinta a la de un musulmán o un católico moderado que tenga el mismo deseo que yo, la libertad”. Es más partidario el autor de hablar de una “alianza de Occidente con la mayoría de musulmanes que no es integrista”.
Sobre el multiculturalismo, aduce que es “un relativismo cultural que se ha alzado como un valor. Pero todos los fenómenos culturales no tienen por qué ser respetados. No se puede vivir en una sociedad sin un mínimo de reglas y valores comunes. El multiculturalismo es un fracaso total, hay que aspirar a una sociedad integrada y culturalmente diversa”.

Religión ‘cívica’

Para Barnavi está meridianamente claro que “el laicismo es el código de comportamiento que hace posible la vida en común e impide a las religiones tomar el poder. Sin él, las sociedades son incapaces de vivir de forma armoniosa. Es, en puridad, un código de buena conducta social, de cortesía, que permite un espacio común neutro”. Lo preocupante es que la religión, o al menos, una de ellas, “se haya convertido en el agujero negro de Occidente después de siglos de racionalismo y de separación Iglesia-Estado”.
“Cuando creíamos que estaba muerta, ha vuelto con mucha fuerza –analiza--. Pero con terrorismo, intolerancia y violencia, y no es algo que vaya a desaparecer pronto. Occidente se verá abocado a entender y reaprender conceptos básicos”. Barnavi, que no se declara ‘antirreligioso’ –“hay espíritus religiosos muy democráticos y tolerantes”— solo eleva su voz para luchar contra la “teología política militante” que constituye el integrismo violento. Máxime cuando pretende “robar el conjunto del campo político y confundirse con él, sin dejar sitio a otras expresiones políticas”. Llama, por eso, a defender una “religión cívica para defendernos del fanatismo, basada en la libertad y la autonomía del individuo”.
Logged

"Ve a decirles a los espartanos,
extranjero que pasas por aqui,
que, obedientes a sus leyes,
aqui yacemos."
                                   Simonides.

WebBlog: www.cecilioandrade.es
Cecilio Andrade
Power User
***
Posts: 119


« Reply #3 on: January 04, 2008, 11:11:02 AM »

WWW.ELPERIODICO.COM

Quote
12/12/2007   AL QAEDA ACTÚA DE NUEVO EN EL MAGREB
El terror islámico se ceba en Argelia
1.   • Los atentados de Argel plantean una vez más el problema de cómo impedir que Bin Laden ataque en Europa
MATEO Madridejos*
El tremendo desafío del islam político, dentro y fuera de los países musulmanes, conoció ayer una nueva y sangrienta manifestación con los dos atentados en el corazón de Argel, dirigidos no solo contra el Gobierno argelino sino contra la sede de un organismo de las Naciones Unidas, como ya ocurriera en Irak en el 2003, recordatorio sangriento de que Al Qaeda y los grupos afines libran una guerra santa (yihad) global que pretende subvertir el orden mundial, restablecer el califato teocrático y extender el imperio de la sharia o ley coránica.
No recuperada aún de la guerra civil iniciada en 1992 y que causó más de 150.000 muertos durante un decenio de inusitada violencia, Argelia se ha convertido en la metrópoli del terror, el foco desde donde se expande el terrorismo islámico hacia todo el Magreb, los frágiles estados del sur del Sáhara (Sahel) y, por supuesto, los países europeos con minorías de origen sarraceno. La dirección de la guerra santa corresponde a Al Qaeda en el Magreb, nombre adoptado en enero de este año por el Grupo Salafista de la Predicación y el Combate (GSPC), originariamente argelino, cuyos miembros aprendieron la técnica del coche bomba suicida en Irak y Afganistán.

DESDE
LOSatentados del 11 de abril de este año, en dos operaciones suicidas que causaron 33 muertos en Argel, los argelinos viven bajo la pesadilla de un retorno de "los años de sangre", de la lucha sin cuartel y salvaje del Ejército contra los grupos islamistas armados, ya entonces apoyados por Al Qaeda, con el país virtualmente aislado y los europeos mirando para lugares menos conflictivos para no tomar conciencia de las atrocidades de unos y otros y preservar sus intereses petrolíferos o geoestratégicos.
La violencia se recrudeció en mayo, coincidiendo con la campaña para las elecciones legislativas, y de nuevo golpeó el 6 y el 8 de septiembre, cuando Al Qaeda asesinó a casi 60 personas en sendos atentados en Dellys y Batna. El Gobierno argelino, no obstante, insistió en subrayar el supuesto carácter residual del terrorismo, sin parangón posible con el de los años de la guerra civil, pero no cabe duda de que el país se ha convertido en una caja de resonancia, de efectos inmediatos en el universo árabe-musul- mán, y en sede del banderín de enganche de los terroristas, secuela de la inestabilidad social y la cerrazón política.
Los atentados de Argel plantean una vez más el gravísimo problema de cómo impedir que los secuaces de Osama bin Laden ataquen en Europa. Pese a la nebulosa característica del fenómeno terrorista, la existencia de grupos radicales en Túnez, Marruecos, Mauritania, Chad y Níger, así como las detenciones de activistas en París y Londres o la desarticulación de una célula en Fráncfort que estaba en posesión de armas y productos químicos, sugieren que Al Qaeda en el Magreb, probablemente en conexión con el Grupo Islámico Combatiente marroquí, es el movimiento más peligroso y amenazante. Algo parecido se deduce de las estadísticas que tiene Europol sobre los detenidos en Europa.
Las informaciones y los análisis de los especialistas coinciden en que el terrorismo en el norte de África parece en auge, pese a que el Magreb está geográfica y culturalmente alejado de los países del Oriente Próximo donde el islamismo alcanzó sus expresiones más rigurosas, como Arabia Saudí o Irán. Mas el arcaísmo de las estructuras sociales, la conversión de la democracia en un simulacro y el bloqueo de los sistemas políticos, ya se trate de la monarquía marroquí o de los militares secularizados de Argel, siembran la desilusión entre la clase media y alimentan la crítica devastadora de los islamistas. Paradójicamente, los más retrógrados actúan como un fermento revolucionario que mantiene en vilo a las exiguas minorías en el poder.
La ola de violencia en Argelia incide sobre una situación estratégica bastante degradada por la rivalidad histórica con Marruecos, eco-
nómica y militar, y la ambición de los uniformados argelinos de transformar al país en una potencia regional, armada por Rusia, pero que recibe importantes inversiones norteamericanas para la explotación de los hidrocarburos. Esa rivalidad, congelada en el Sáhara desde hace 32 años, frena el desarrollo e impide o condiciona el proceso democrático o la reconciliación nacional.

ANTE LO
QUEparece un nuevo ciclo histórico presidido por el integrismo musulmán más sombrío y virulento, debido en gran parte a que los regímenes dictatoriales permitieron durante años que las mezquitas se convirtieran en los únicos centros de actividad política tolerada, los europeos siguen enzarzados en una estéril polémica sobre el multiculturalismo, en cómo tratar al islam y có- mo superar la marginación y a veces la discriminación que hacinan a sus minorías musulmanas, acosadas por un vertiginoso ascenso demográfico, en guetos de pobreza y fanatismo.
Los más pesimistas, como el politólogo italiano Giovanni Sartori o el historiador británico Niall Ferguson en su último libro (La guerra del mundo), llaman la atención sobre la marcha incontenible del islam en Europa (¿Eurabia?) y deploran la aparente complacencia ante el chantaje. Ferguson lanza con acento español una advertencia tan solemne como alarmista, pero verosímil y hasta prudente: "Ceuta ya no es la plaza de un agresivo imperialismo europeo, sino un baluarte defensivo mantenido por un continente sitiado".

* Periodista e historiador.
Logged

"Ve a decirles a los espartanos,
extranjero que pasas por aqui,
que, obedientes a sus leyes,
aqui yacemos."
                                   Simonides.

WebBlog: www.cecilioandrade.es
Cecilio Andrade
Power User
***
Posts: 119


« Reply #4 on: January 04, 2008, 11:20:09 AM »


http://actualidad.terra.es/

Quote
pakistan-atentado (previsión) 21-12-2007
 
Mueren 54 personas y 200 heridas en atentado contra ex ministro interior
 
Un atentado suicida contra el ex ministro paquistaní de Interior Aftab Khan Sherpao causó hoy la muerte a 54 personas y heridas a 200 más, todos ellos fieles que rezaban en el interior de una mezquita, según informó una fuente oficial.
 
El atentado se produjo en la mezquita que el ministro tiene en su finca de Charsadda, situada en la conflictiva Provincia de la Frontera Noroeste, cuando este recibía las visitas de amigos y allegados con motivo del festival del sacrificio del cordero.

'La explosión ocurrió durante el rezo, y mi hijo y mi sobrino resultaron heridos', declaró tras el atentado Sherpao, que se encontraba con sus familiares en primera fila de la ceremonia, a la que asistían unas 1.000 personas.

Una fuente policial citada por la agencia paquistaní APP precisó que el terrorista suicida se encontraba en la octava fila de la mezquita, cercana a la residencia del ex ministro, cuando hizo estallar entre cinco y seis kilos de explosivos.

Muchos cadáveres quedaron esparcidos tras el atentado, y aunque Sherpao salió ileso, su hijo menor, Mustafá, resultó herido en ambas piernas.

El superintendente de Policía del distrito de Charsadda, Feroz Shah, aseguró que los muertos eran 54, aunque precisó que esa cantidad podría aumentar porque los cadáveres continúan llegando a los hospitales de la zona.

La seguridad del ex ministro de Interior había sido reforzada tras un primer atentado suicida contra su vida, el pasado 28 de abril durante un acto público en Charsadda, que causó la muerte de 29 personas, aunque Sherpao salió ileso también entonces.

En esta ocasión, apenas había un detector de metales para controlar el acceso a la mezquita, situada en una región donde el integrismo islámico está muy presente y donde los talibanes controlan zonas cercanas a la frontera con Afganistán.

El pasado 14 de diciembre fue conocido un informe de la Célula Nacional de Gestión de Crisis que alertaba del peligro de atentados terroristas contra los máximos dirigentes del país y que hacía mención a la región.

'Los terroristas podrían disfrazarse de mujeres o llevar uniformes militares. Cinco suicidas potenciales han entrado en la Provincia del Noroeste para dirigirse a sus objetivos', señalaba el informe.

Pakistán ha registrado cuatro atentados suicidas desde el pasado viernes, sólo un día antes de que Musharraf declarara el final del estado de excepción y restableciera la Constitución.

El presidente paquistaní había recurrido a la medida, dijo, por el deterioro de la ley y el orden en el país y por las 'injerencias' de la justicia en la labor del Gobierno.

En un discurso pronunciado el pasado sábado, horas después de poner fin al estado de excepción, Musharraf se enorgulleció de que la medida había contribuido a 'contener' el terrorismo.

Pakistán ha sufrido una brutal ola de ataques suicidas desde el pasado mes de julio, cuando el Ejército entró a sangre y fuego en la Mezquita Roja de Islamabad, un reducto de integristas.

El atentado ha ensombrecido los rezos de millones de paquistaníes, que celebraban hoy en familia la festividad del sacrificio del cordero, en recuerdo del profeta Ibrahim y su legendaria obediencia a Alá.

Tras tener noticia del atentado, el Ministerio del Interior ordenó un aumento de las medidas de seguridad en todo el país, que se encontraba ya en alerta con motivo de las celebraciones.

Interior era el Ministerio que dirigía Sherpao hasta el pasado mes de noviembre, cuando el presidente, Pervez Musharraf, nombró un nuevo Gobierno interino encargado de organizar las próximas elecciones legislativas, previstas para el 8 de enero.

El ex ministro concurre a esas elecciones a la cabeza de un pequeño partido, el PPP-Sherpao, leal a las fuerzas gubernamentales.
Logged

"Ve a decirles a los espartanos,
extranjero que pasas por aqui,
que, obedientes a sus leyes,
aqui yacemos."
                                   Simonides.

WebBlog: www.cecilioandrade.es
Cecilio Andrade
Power User
***
Posts: 119


« Reply #5 on: January 04, 2008, 11:32:30 AM »

www.abc.es

Quote
Pakistán se sumerge en el caos
EL asesinato de la dirigente opositora y antigua primera ministra paquistaní, Benazir Bhutto, es uno de los mayores crímenes que ha cometido la galaxia del terrorismo islámico. La unanimidad universal de la condena que ha suscitado el crimen, como demuestra el voto del Consejo de Seguridad de la ONU, es la expresión más evidente de la preocupación general que suscita el futuro de uno de los países geoestratégicamente más importantes del mundo, una república islámica dotada de armamento nuclear y situada en el centro de un área donde la inestabilidad de unos acaba provocando la instantánea degradación de los vecinos.
El atentado compromete seriamente el futuro de Pakistán, que se había convertido en uno de los aliados más importantes de Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo islámico. El regreso de Bhutto desde su exilio debía ser, según los planes de Washington, el principal ingrediente para intentar transformar a medio plazo el régimen militar del ex general Pervez Musharraf en un sistema de gobierno más homologable, que pudiera a su vez servir de apoyo a los intentos de estabilizar el vecino Afganistán, donde los esfuerzos de la OTAN empiezan a estar seriamente amenazados. El paréntesis del estado de emergencia decretado por Musharraf fue el primer tropiezo de estos planes. El asesinato de Benazir Bhutto deja ahora en el aire la posibilidad de que se celebren las prometidas elecciones parlamentarias el 8 de enero y pone en duda, incluso, la posibilidad de un futuro estable a corto plazo para el país. Es difícil saber si el régimen logrará contener los disturbios que el asesinato ha desencadenado sin utilizar otra vez medios extraordinarios, lo que a su vez podría tener consecuencias muy graves y encadenar una espiral de violencia generalizada de efectos imprevisibles.
Es posible que ni Estados Unidos ni Musharraf llegasen a evaluar hasta qué punto los fanáticos integristas estaban decididos a boicotear este proceso, precisamente atacando al eslabón más débil. La dirigente del Partido Popular de Pakistán ya escapó milagrosamente de un atentado el 18 de octubre, el mismo día en que regresaba al país después de más de seis años de exilio, y estaba claro que los que querían acabar con su vida estaban determinados a hacerlo. Bhutto representaba todo lo que los extremistas totalitarios pueden abominar en un país musulmán: fue la primera mujer que ocupó el puesto de primer ministro y era descendiente de una dinastía política vinculada a la era de la independencia y al objetivo de convertir a Pakistán en un país desarrollado y no en una teocracia cavernaria anclada en costumbres medievales.
La guerra que han desencadenado los adversarios de la libertad es ya un fenómeno global y va adquiriendo una orientación cada vez más perversa. Occidente puede proteger más los aeropuertos y los trenes, pero los terroristas han comprendido que no necesitan apuntar siempre hacia objetivos directos en nuestro entorno, si pueden sembrar el caos en aquellos países donde precisamente las ideas de la democracia y de la libertad están en juego. Pakistán no es un modelo de liberalismo. Al contrario, se puede considerar que cuando intentaban reafirmar su estatura de potencia regional y utilizaban las veleidades del ejército y sus servicios secretos con la galaxia del integrismo internacional, estaban inoculándose el virus que ahora intenta destruirles. La mayoría de las madrasas donde se extiende la doctrina del extremismo intolerante entre los musulmanes están en Pakistán y por eso no debe extrañar a nadie que el país sea lo más parecido a un polvorín en medio de un incendio. Por ello, es uno de sus principales objetivos, igual que lo ha sido recientemente Argelia, porque en sus planes criminales es más eficaz golpear allí donde las estructuras políticas son débiles. La situación después de este atentado es muy grave y nadie debería ignorarlo. La voluntad de los terroristas totalitarios es muy clara: imponerse a sangre y fuego. Hace falta que desde Occidente sigamos siendo capaces de mostrar que estamos dispuestos a seguir defendiendo nuestros principios.


ELPAÍS.com

Quote
Un país al borde del abismo
El asesinato de Benazir Bhutto tiene lugar en pleno proceso de transición democrática de Pakistán, amenazado por el integrismo islamista y enfrentado desde hace décadas a India
Madrid - 27/12/2007
     
La ex primera ministra Benazir Bhutto había vuelto el pasado 18 de octubre a su país con la intención de participar en las elecciones legislativas previstas para el próximo 8 de enero. Unas elecciones clave para un país que dispone de armas nucleares y que se encuentra sumido en una grave crisis desde hace varios meses, a causa de la inestabilidad del Gobierno y la amenaza del integrismo islámico, que se unen al conflicto que le enfrenta desde hace décadas a India.

Tras derrocar al poder civil mediante un golpe militar en 1999, el general Pervez Musharraf se aupó a la presidencia y se convirtió en el principal aliado de Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo islamista en Asia Central. Muchos de los talibanes y militantes de Al Qaeda expulsados del vecino Afganistán tras la invasión estadounidense en 2001 se refugiaron en el norte de Pakistán, una zona montañosa de difícil acceso en la que los islamistas controlan amplias áreas y mantienen en jaque a las fuerzas de seguridad estatales. Desde allí parten, además, para cometer atentados en Afganistán, por lo que Musharraf es un apoyo fundamental para las tropas estadounidenses: el presidente George W. Bush le ha respaldado durante todo su mandato pese a la falta de democracia en el país asiático.
Sin embargo, la presión de la oposición, por un lado, y la amenaza integrista, por otro, han ido desgastando al régimen e incrementando la inestabilidad del país. La situación se agravó especialmente a partir del 6 de octubre de este año, cuando Musharraf ganó las elecciones presidenciales sin haber renunciado a la jefatura del ejército, tal como había prometido, para dar paso a un Gobierno civil.
En busca de apoyos, Musharraf pactó con Bhutto la retirada de los cargos de corrupción que aún pesaban sobre la ex primera ministra, que pudo así regresar al país y aspirar a dirigir el Gobierno como primera ministra. El mismo día de su regreso tras ocho años de exilio, Bhutto sufrió ya un primer atentado del que ella salió ilesa, aunque otras 140 personas murieron en el ataque.
Tras otra serie de atentados, Musharraf impuso el 3 de noviembre el Estado de excepción, lo que le obligó a enmendar la Constitución para darle base legal. Al mismo tiempo, el Tribunal Supremo ratificaba la validez de la reelección del general como presidente, entre acusaciones de la oposición de falta de transparencia.
Musharraf, tal como exigía la oposición, abandonó la jefatura de las Fuerzas Armadas el 28 de noviembre; su sustituto fue el general Ashfaq Pervez Kiyani. Al día siguiente, ya como civil, juró un nuevo mandato presidencial de cinco años y se comprometió a poner fin al estado de excepción el 16 de diciembre; finalmente, las medidas de excepción fueron levantadas el 15 de diciembre.
Pese a todos los contratiempos, la Comisión Electoral fijó la fecha de las elecciones legislativas para el 8 de enero y los dos principales líderes opositores, Bhutto y Nawaz Sharif, presentaron sus respectivas candidaturas el 26 de noviembre. Ambos se encontraban en plena campaña este jueves y ambos han sufrido atentados en sus mítines, que en el caso de Bhutto ha sido mortal.
Seis décadas de conflicto con India
Desde su separación formal en 1947, Pakistán e India mantienen un permanente conflicto en el que ambas partes reclaman la soberanía de varios territorios fronterizos, especialmente la región de Cachemira, que quedo dividida tras la independencia del país islámico. La situación se agravó cuando ambos países se dotaron de armas nucleares, llegando a rozar la guerra a finales del siglo pasado. Desde entonces, sin embargo, la tensión ha descendido y el pasado febrero, Islamabad y Nueva Delhi firmaron un acuerdo por el que se comprometían a adoptar medidas para reducir el riesgo de accidentes con armas atómicas en la región.

Quote
Magnicidio en Pakistán El atentado obliga a Bush a cambiar de estrategia en la región
La muerte de Bhutto deja a Washington sin su principal baza para el futuro
ANTONIO CAÑO - Washington - 28/12/2007
   
Sentado sobre un volcán que puede llevarse por delante toda su estrategia contra el terrorismo y el radicalismo islámico, el presidente George Bush intentaba ayer responder, con más angustia que decisión, a la incertidumbre mundial por las consecuencias del asesinato de la ex primera ministra de Pakistán, Benazir Bhutto.

Un Bush circunspecto apareció ante los periodistas, apenas unos 40 segundos, en su casa de Crawford (Tejas), donde pasa las vacaciones de Navidad, para expresar sus condolencias por la muerte de Bhutto, pedir que los responsables del crimen sean llevados ante la justicia y prometer que "Estados Unidos estará al lado del pueblo paquistaní en su lucha contra las fuerzas del extremismo y del terror".
Muy poco para lo que circunstancias tan dramáticas exigen del líder de la nación, sin duda, más involucrada en el destino de Pakistán y de toda la región. Pero un mensaje suficiente si se comprende la complejidad de la crisis que Estados Unidos tiene entre manos.
La desaparición de Benazir Bhutto deja a Estados Unidos sin su baza predilecta para la construcción de un Pakistán democrático, laico y firme contra Al Qaeda y el integrismo. Washington había trabajado durante mucho tiempo para permitir el regreso de Bhutto a su país en octubre pasado y, desde entonces, no ha cesado, a través del secretario de Estado adjunto para la región, Richard Boucher, de tejer cuidadosamente los hilos de un delicado pacto entre ella y el presidente paquistaní, Pervez Musharraf. Ese plan que, aunque dolorosamente, iba obteniendo sus frutos y debería concluir con la celebración de elecciones el mes próximo, se ha visto abortado por el asesinato de Bhutto. Estados Unidos está ahora obligado a reconstruir su estrategia desde cero.
Pakistán es un país fundamental para los intereses norteamericanos porque, desde los tiempos de la guerra contra la ocupación soviética de Afganistán, es el territorio en el que encuentran refugio y adiestramiento los combatientes islámicos que entonces lucharon contra el comunismo y después contra Estados Unidos. En áreas de la frontera afgano-paquistaní se supone escondido Osama bin Laden y allí operan también otros grupos radicales que promueven el terrorismo contra Occidente y que, para completar el amenazante cuadro, podrían intentar acceder al arsenal nuclear que Pakistán posee desde hace casi dos décadas.
En un escenario tan decisivo para la suerte de la guerra global contra el terrorismo, EE UU mantenía un difícil equilibrio entre su apuesta de futuro a favor de Bhutto y su apoyo presente a Musharraf, hasta hace unos días jefe del Ejército, como instrumento imprescindible aún para frenar a los extremistas. Es decir, Washington apoyaba tanto a la persona que promovía el cambio y la democratización como al hombre que impedía ambas cosas. Apoyaba tanto a la víctima del crimen ocurrido ayer como a quien las masas enardecidas en Pakistán señalaban ya como el último responsable.
Ahora, seguramente, se ha quedado sin ambos. A la pérdida de Bhutto se une el descrédito, ya irrecuperable, de Musharraf.
Hasta ayer, Bush se las había ingeniado para mantener el respaldo a Musharraf pese a todas las dudas sobre sus propósitos y su lealtad, especialmente tras la declaración del estado de emergencia en Pakistán en noviembre pasado. Los demócratas en el Congreso han exigido a Bush un mayor control sobre el comportamiento de Musharraf y sobre la ayuda que tan generosamente Washington envía cada año a Pakistán, cerca de 10.000 millones de dólares desde los atentados del 11-S.
Desvío de fondos
La semana pasada, Bush consiguió del Congreso un nuevo paquete de ayuda de 300 millones de dólares para Pakistán, pero condicionada a que la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, -vital en el mantenimiento del equilibrio que ahora se quiebra-, certifique que se están produciendo en aquel país los necesarios avances hacia la democracia.
También la semana pasada, después de conocerse que el Ejército paquistaní estaba desviando fondos destinados a la lucha contra el terrorismo para invertirlos en la inestable frontera con India, el Congreso impuso que, a partir de ahora, la ayuda militar a Pakistán esté vinculada a la certificación de que es usada en el combate a Al Qaeda.
Toda esa ayuda puede resultar ahora insuficiente para contener a los grupos radicales que, alentados por el asesinato de Bhutto, pueden intentar la completa desestabilización de Pakistán y, como consecuencia, un cambio decisivo en el balance de fuerzas en el vecino Afganistán y quién sabe si en todo Oriente Próximo.
El 8 de enero, Bush empieza un viaje a esa región que se suponía certificaría un cambio de rumbo positivo después de años tormentosos. Ese viaje iba a coincidir, precisamente, con las elecciones en Pakistán, que quizá ahora ni siquiera se celebren. Ese viaje es ahora una prueba de fuego sobre el liderazgo norteamericano en un momento crucial para el mundo.
Logged

"Ve a decirles a los espartanos,
extranjero que pasas por aqui,
que, obedientes a sus leyes,
aqui yacemos."
                                   Simonides.

WebBlog: www.cecilioandrade.es
Cecilio Andrade
Power User
***
Posts: 119


« Reply #6 on: January 04, 2008, 11:38:09 AM »

www.estrelladigital.es 31-12-07

Quote
La reaparicion de Ben Laden

José Javaloyes
Mientras Pakistán se resuelve en incógnita de gran escala tras del asesinato de Sahir Bhutto –—no reducida ni entibiada por la designación testamentaria de su hijo, Bilawal Zardari, para que la releve en el empeño dinástico contra el integrismo islámico—, Ben Laden reaparece por Internet, luego de que Al Queda niegue la autoría del magnicidio, para patrocinar la causa palestina —al objeto de extender la Yihad o guerra religiosa— y pronunciarse contra todo Gobierno de unidad nacional en Iraq.
Pero acaso lo más novedoso de este mensaje sea la aportación de un argumento básicamente nuevo: todo ha de hacerse así en Iraq para que Estados Unidos no controle el petróleo de ese país. Para el primer terrorismo del mundo actual, el argumento es útil y de un apreciable grado de certeza, en la medida que han sido fuentes norteamericanas —comenzando por las sonadas declaraciones de Paul Volfowitz, ex presidente del Banco Mundial, cuando era subsecretario de Defensa, al que se tiene como uno de los diseñadores de la invasión de Mesopotamia— las que han señalado la relevancia del factor petróleo en el desencadenamiento de la contienda.
En un cuadro político-energético como el actual, en el que la presente Rusia dispone de bazas económicas que no tenía en los tiempos soviéticos, pues su sistema económico de entonces sólo exportaba productos industriales a sus países satélites y determinadas áreas del Tercer Mundo, el petróleo tiene una importancia estratégica varias veces multiplicada con respecto a la que ya representaba entonces. Las cosas van efectivamente por donde dice el demente de más relieve en los últimos 100 años, exceptuados, claro está, los gigantescos casos de locura en Adolfo Hitler, y de vesania en José Stalin.
Pero hay algo más que un argumento poco rebatible en este mensaje de reaparición del Gran Fugitivo, al que se sitúa escondido en las montañas que separan Pakistán de Afganistán. Se trata ahora, más a las claras que nunca, de la gran ambición estratégica de Al Qaeda: reemplazar el nacionalismo árabe, como categoría ideológica para la resistencia frente a Occidente, por el islamismo en llamas propio de la Yihad. Al fin y al cabo, como demuestra el acuerdo de principio suscrito en la Conferencia de Annápolis, el nacionalismo árabe representado en este caso por Abu Mazen, presidente de la Autoridad Nacional Palestina, está abierto a la negociación política con Israel y con Occidente en general, mientras que el yihadismo o islamismo en armas no tiene otra política que el choque irreductible, puesto que excluye todo lo que no sea la guerra entendida como la aplicación sistémica del terrorismo.
Con una base de partida así resulta más fácil advertir la importancia que tiene en todo este diseño el cuadro sobrevenido en Pakistán con el asesinato de Benazir Bhutto. El único Estado islámico en posesión de un arsenal nuclear puede convertirse —si no se rescatan allí mínimos de estabilidad que permitan la liberal circulación de las ideas, aun por poca que sea la corriente— en una suerte de asteroide gigante capaz de instalarse en órbita de colisión con la Tierra.
Como problema, el Pakistán trastocado con este magnicidio, fuera o no directamente ejecutado por alguien de Al Qaeda, rebasa, supera y lo deja muy atrás al que representa Irán como potencial poseedor de la bomba atómica. Con estos persas de ahora se puede hablar y no se detectan ayatolás dispuestos cambiar al mundo para que toda política se haga con las revelaciones del Profeta y en el nombre de éste.
Logged

"Ve a decirles a los espartanos,
extranjero que pasas por aqui,
que, obedientes a sus leyes,
aqui yacemos."
                                   Simonides.

WebBlog: www.cecilioandrade.es
Cecilio Andrade
Power User
***
Posts: 119


« Reply #7 on: January 04, 2008, 11:41:34 AM »

www.eluniversal.com

 

Quote
Benazir Bhutto
Eugenio Anguiano
2 de enero de 2008
 
Casi al terminar 2007 —el día marcado por la tradición vernácula mexicana como el de los “inocentes”, interpretación distinta a la del santoral católico de los “santos inocentes”—, una extraordinaria mujer de notable estirpe política fue asesinada en Rawalpindi, cerca de la capital de Pakistán. Benazir Bhutto tenía 54 años de edad cuando cayó abatida en un atentado suicida perpetrado al concluir un mitin del Partido Popular Pakistaní, con miras a las elecciones parlamentarias previstas para este primer mes de 2008.

La coincidencia del trágico hecho con el “día de los inocentes” tiene relevancia porque, para los militantes de ese partido político, las primeras interpretaciones oficiales de que el asesinato de su líder había sido ordenado por un caudillo local de Al-Qaeda, llamado Baitullah Mehsud, sonaron a engaño. Sin mencionar nombres, el presidente estadounidense George W. Bush también se apresuró a achacar el “cobarde” atentado a extremistas enemigos de la democracia.

Es probable que estas especulaciones resulten ciertas, pero es sumamente sospechosa la actitud del gobierno del presidente Pervez Musharraf, cuya reciente reelección, precedida del cese y persecución de magistrados y miembros del Poder Judicial, en modo alguno borra el origen ilegítimo de su llegada al poder, por medio de un golpe de Estado cuando era jefe de las Fuerzas Armadas.

El regreso de Benazir Bhutto a su país después de varios años en el exilio en Londres se hizo posible luego de una intrincada negociación entre Washington e Islamabad por encontrar un acomodo entre el ex general Musharraf, fundamental aliado de Estados Unidos en la lucha contra el terrorismo y por la inútil búsqueda de Osama bin Laden en la rugosa frontera afgano-pakistaní, y la destacada estadista y política defensora de la restauración de la democracia, así como decidida adversaria del integrismo islámico en Pakistán, país que, desde su independencia y separación de la India en 1947, ha sido víctima de numerosos golpes de Estado y dictaduras militares.

Para la administración de Bush resulta embarazoso tener como aliado central en esa campaña contra el terrorismo global a un golpista y represor del calibre de Musharraf, quien por otra parte parece dispuesto a jugarse el pellejo al confrontar a los extremistas musulmanes de su país, también enemigos declarados del “gran Satán”, como algunos fundamentalistas llaman a Estados Unidos. Por eso el interés del gobierno de EU en cuanto a propiciar el retorno de la llamada “hija de Pakistán” a su país, a fin de evitar que se evidencie como mera burla la idea de Bush de llevar la democracia al mundo islámico.

El padre de Benazir fue Zulfikar Ali Bhutto, un carismático político civil de los que hoy llamarían los “Chicago boys”, populista, comparado por algunos pakistaníes con Ali Jinnah, el padre de la República Islámica de Pakistán, y repudiado por militares y religiosos. Él encabezó el primer gobierno democráticamente electo después del desastre de la guerra de 1971 con India, en la que se perdió Pakistán del Este y en su lugar surgió Bangladesh independiente. En 1977, Ali Bhutto fue depuesto por un cuartelazo organizado por el general fundamentalista Mohammed Zia ul-Haq, quien dos años más tarde propiciaría el linchamiento en prisión de Bhutto, luego de un juicio de muy dudosa neutralidad.

Benazir tenía entonces 26 años y hacía poco tiempo que había concluido sus licenciaturas: de Gobierno en Radcliffe College (Harvard), donde obtuvo un cum laude, y de Filosofía, Política y Economía en la Universidad de Oxford, Inglaterra, donde fue la primera mujer en la historia de la Oxford Union (sociedad de alumnos) electa presidenta de la misma. Después de la ejecución de su padre, ella pasó cinco años en prisión y marchó al exilio, luego de la suspensión de su segundo gobierno en 1996.

El asesinato de Benazir Bhutto, quien fuera dos veces electa primera ministro de Pakistán y otras tantas expulsada del gobierno por sendos presidentes de la República, con fallo ratificatorio de una Suprema Corte sospechosa de sesgos políticos, es una tragedia para un país tan represor de las mujeres, para Asia y para el orbe.

Ella fue acusada de corrupción y su marido —de un matrimonio arreglado por la madre— fue encarcelado por lo mismo; sin duda se trata de una dirigente controvertida, pero valiente y comprometida con su causa, como lo demuestra una notable entrevista que dio a la cadena NBC después del atentado de octubre pasado, en el que murieron 134 personas pero ella salvó la vida por unos cuantos días más; a la pregunta de por qué arriesgaba la vida de sus seguidores, Benazir respondió: “Ellos exponen su vida y yo la mía; podría quedarme callada ante el fundamentalismo de mi país, pero prefiero combatirlo buscando la democracia”. Mujer admirable que vivió en un medio todavía subdesarrollado pero cambiante, y murió en la brega por acelerar dicho cambio.

Profesor investigador de El Colegio de México
 
Logged

"Ve a decirles a los espartanos,
extranjero que pasas por aqui,
que, obedientes a sus leyes,
aqui yacemos."
                                   Simonides.

WebBlog: www.cecilioandrade.es
Cecilio Andrade
Power User
***
Posts: 119


« Reply #8 on: January 04, 2008, 11:45:55 AM »

http://www.elperiodico.com

Quote
miércoles, junio 13, 2007
La UE crea una web para vigilar y neutralizar grupos terroristas
• Los 27 compartirán datos genéticos y huellas dactilares para combatir el crimen
La Unión Europea (UE) ha creado una web para vigilar a los grupos terroristas a través de internet y para "impedir el proceso de radicalización y reclutamiento de nuevos miembros", en especial de los grupos integristas islámicos.

El portal informático se ha ubicado en la Agencia Europea de Policía (Europol) para coordinar la actuación de los Veintisiete y poner en común sus respectivas informaciones.
Los ministros del Interior de la UE también acordaron ayer compartir automáticamente sus bases de datos policiales sobre huellas dactilares, ADN y matrículas de automóviles para luchar contra el terrorismo y el crimen organizado transfronterizo.

La medida implica extender a toda la UE en el plazo de tres años los acuerdos de cooperación suscritos por España, Francia, Alemania, Bélgica, Luxemburgo y Holanda en el Tratado de Prüm en el 2005.

EN MARCHA

La nueva web antiterrorista de Europol, que ya ha comenzado a funcionar, incluye una lista de los centros de contacto de los diferentes expertos nacionales de los Veintisiete, la relación de todas las páginas de internet sospechosas y bajo vigilancia y la lista de los comunicados emitidos por las diferentes organizaciones terroristas.

Europol ampliará ahora los contenidos de la web para incluir los resultados de la labor de vigilancia en las webs sospechosas, las iniciativas jurídicas que pueden emprenderse contra las páginas proterroristas en internet, así como las diferentes competencias técnicas y lingüísticas disponibles en cada Estado miembro sobre esa materia.

Los ministros del Interior destacaron que la nueva plataforma informática permitirá reagrupar y compartir un elevado volumen de informaciones dispersas y facilitará la actuación coordinada en caso de urgencia a través de los puntos de contacto nacionales.

La lucha contra las organizaciones extremistas a través de la web de Europol se complementará con reuniones regulares de expertos nacionales sobre la vigilancia y evaluación de las páginas terroristas en internet, el análisis de las actividades de esos grupos y sus miembros y el intercambio de nuevos avances técnicos de vigilancia cibernética. El Consejo de Ministros encargó a Europol la organización de estas reuniones a partir de julio.

Bajo iniciativa de la presidencia alemana también se han emprendido el desarrollo de proyectos comunes de vigilancia de esos grupos terrorista. El primero de estos proyectos es la realización de un estudio en profundidad del contenido de As Sahab, el órgano de información de Al Qaeda, precisaron fuentes del Consejo de Ministros europeo.

PATRULLAS CONJUNTAS

El acuerdo sobre cooperación policial transfronteriza aprobado por el Consejo de Ministros, no solo se limita al intercambio de datos entre las policías de los distintos países, sino que incluye la creación de equipos policiales conjuntos para la prevención e investigación de acciones terroristas o criminales en operaciones transfronterizas.

El ministro del Interior alemán, Wolfgang Schäuble, que presidió el Consejo de Ministros, aseguró que el acuerdo dotará a la policía de una "fuente de información fundamental" para resolver los casos.

El único aspecto del Tratado de Prüm que no se ha incorporado al derecho comunitario es la persecución policial en caliente de delitos más allá de la frontera nacional de un Estado, debido a la oposición de Gran Bretaña e Irlanda debido a la problemática de Irlanda del Norte.

ELISEO OLIVERAS / ENVIADO ESPECIAL
LUXEMBURGO
13/6/2007 Edición Impresa
LUCHA EUROPEA CONTRA LA RED DE AL QAEDA
El Periódico de Catalunya
Barcelona España
Logged

"Ve a decirles a los espartanos,
extranjero que pasas por aqui,
que, obedientes a sus leyes,
aqui yacemos."
                                   Simonides.

WebBlog: www.cecilioandrade.es
Cecilio Andrade
Power User
***
Posts: 119


« Reply #9 on: January 04, 2008, 11:48:56 AM »

http://www.belt.es/

Quote
Bush acusa al integrismo islámico de querer imponer su tiranía de «España a Indonesia»
La seguridad de EE UU ha frustrado diez atentados de Al Qaida desde el 11-S, asegura el presidente
 
George W. Bush descalificó ayer con dureza la «ideología» de los terroristas islámicos, asegurando que son «asesinos, no patriotas» . En un discurso diseñado para recuperar el apoyo popular, el presidente apostó por una «victoria total».
El presidente de Estados Unidos acusó ayer a los extremistas islámicos de querer «esclavizar a naciones enteras e intimidar al mundo» y advirtió que no aceptará más que una «victoria completa» en Iraq. En un discurso muy efectista con el que el presidente busca recuperar el apoyo de los estadounidenses a la guerra, Bush pronunció un apasionado ataque contra la ideología de su principal enemigo, Al Qaida.
«Los extremistas creen que si controlan un país alentarán a los musulmanes del mundo, permitiéndoles derrocar a todos los gobiernos moderados de la región y establecer un imperio islámico radical que se extienda desde España hasta Indonesia», dijo Bush.
Ante la mirada atenta de la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, y el general Peter Pace –el nuevo jefe militar de Estados Unidos– el presidente estadounidense quiso ponerle cara al enemigo, y así calificó a los terroristas de «malvados pero no locos».
 
«Son asesinos». Los extremistas, para los que «la violencia es siempre la solución», han declarado la guerra a la idea de progreso, señaló Bush. «No son patriotas, sino asesinos». El mandatario estadounidense equiparó la ideología de los militantes islámicos con el comunismo. Afirmó que los ayudan «elementos de los medios de Prensa árabes que incitan al odio y el antisemitismo». «Contra semejante enemigo, hay una sola respuesta: nunca retrocedemos, nunca nos rendimos, nunca aceptaremos algo menos que la victoria total», aseguró Bush. También acusó de nuevo a Siria e Irán de ser «aliados de conveniencia» que respaldan a los terroristas, e hizo un llamamiento al mundo islámico para que condene claramente el terrorismo. Asimismo, comparó a Osama Ben Laden y el jordano Abu Musab al Zarqawi con Hitler, Stalin y Pol Pot. También reveló que, tras los ataques del 11-S han sido frustrados otros tres atentados planificados por Al Qaida en EE UU y siete en otros países.
«En total, Estados Unidos y sus aliados desbarataron al menos diez intentos serios de atentado por parte de Al Qaida desde el 11 de septiembre», aseguró Bush.
En otro momento de su extenso discurso, el presidente llamó a sus compatriotas a ser pacientes respecto de la violencia que actualmente se vive en Iraq. «Los terroristas consideran a Iraq el frente central en la guerra contra la humanidad. Y debemos reconocer que Iraq es el frente central en nuestra guerra contra el terror».
Más atentados. Según la cuenta del Pentágono, más de 1.940 soldados estadounidenses han fallecido en el país árabe, y se espera un recrudecimiento de los ataques de cara a al referéndum sobre una nueva constitución previsto para el 15 de octubre. «Las guerras no se ganan sin sacrificios y esta guerra requerirá más sacrificio, más tiempo y más determinación», afirmó el presidente Bush. Sin embargo, el mandatario insistió en que se está progresando en Iraq, y señaló que «la democracia es la mejor esperanza para una población tan diversa».
Logged

"Ve a decirles a los espartanos,
extranjero que pasas por aqui,
que, obedientes a sus leyes,
aqui yacemos."
                                   Simonides.

WebBlog: www.cecilioandrade.es
Cecilio Andrade
Power User
***
Posts: 119


« Reply #10 on: January 04, 2008, 11:59:44 AM »

http://claridadpuertorico.com/

Quote
Incertidumbre tras la muerte de Bhutto            

El asesinato de Benazir Bhutto representa un duro golpe a los esfuerzos estadounidenses para lograr estabilizar políticamente a Pakistán, manteniendo en el poder a un gobierno favorable a los actuales intereses estratégicos de Estados Unidos. Ante la creciente impopularidad y debilidad de Pervez Musharraf, Bhutto representaba una apuesta salvadora, aunque riesgosa, para Wáshington. Unas cuantas balas desbarataron esos planes.

Estados Unidos dice estar envuelto en una “guerra contra el terrorismo”, frase grandilocuente con que la administración de George W. Bush denomina sus esfuerzos para contener el extremismo islámico. Los grupos islamistas que amenazan los intereses estadounidenses y de otros países occidentales realmente están diseminados por todo el mundo incluyendo a los propios países amenazados, pero es en Asia, particularmente en la región donde se ubica Pakistán, donde tenían y tienen sus principales centros de operaciones. Bajo el régimen del Talibán, Afganistán fue el principal foco operativo y a partir de 2002, tras ser éstos expulsados del poder, los grupos islamistas fueron ganando y consolidando sus fuerzas en el extenso territorio montañoso ubicado en la frontera con Pakistán. Tanto entre la población afgana como entre la pakistaní, el integrismo islámico mantiene un gran apoyo y en el caso de la última el crecimiento parece haber sido exponencial.

El crecimiento del islamismo entre la población pakistaní ha estado alimentado por la impopularidad también creciente de Pervez Musharraf, un dictador militar que se ha mantenido en el poder gracias a la ayuda de Wáshington. Para los pakistaníes Musharraf significa dos cosas: dictadura y sometimiento a intereses extranjeros. Esa impopularidad se ha traducido en debilidad imposibilitándole efectivamente controlar todo el país.

La cura para esos males pareció ser Benazir Bhutto, a pesar del largo historial de corrupción de la ex primera ministra. La llamada “Hija de Pakistán” vivía su vida entre sus mansiones de Dubai y Londres, alternando con su apartamento en Nueva York, en espera de una oportunidad para regresar a su país donde permanecían abiertos procesos judiciales por corrupción contra ella y su esposo. Entre otras cosas se les imputaba haberse apropiado de $1.6 billones de fondos públicos.

A pesar de ese historial, Bhutto conservaba el apoyo de un sector de pueblo pakistaní y por eso seguía siendo importante para Estados Unidos. Desde Londres se negoció un acuerdo con Musharraf para que se retiraran las acusaciones criminales y se le permitiera regresar a Pakistán. Tras las elecciones parlamentarias que debían celebrarse en el presente mes de enero, se esperaba que los dos amigos de Estados Unidos, Bhutto y Musharraf, se repartieran el poder político. Aún cuando resultaba evidente de que se trataba de una “solución” impuesta desde afuera, que la mayoría de los pakistaníes rechazaba, para Estados Unidos era una opción muy atractiva.

Ese arreglo se vino abajo tan pronto las balas asesinas, aparentemente disparadas por integristas islámicos, alcanzaron a Benazir Bhutto. Ahora la crisis pakistaní parece agravarse y la incertidumbre vuelve a ser la norma.

 
Aporta hoy al periódico de la nación Puertoriqueña


http://www.huelvainformacion.es

Quote
TRAGEDIA EN PAKISTÁN MULTITUD DE ESPECULACIONES SOBRE LA AUTORÍA DEL MAGNICIDIO
Extremistas, pero ¿quiénes son?
Las conjeturas sobre los autores del asesinato de Benazir Bhutto apuntan desde a una parte de los servicios secretos militares a los líderes tribales que apoyan a los talibanes, pasando por Al Qaeda u otros grupos
J. COCHRANE (DPA) / ISLAMABAD | ACTUALIZADO 04.01.2008 - 05:03
 
Si existe una persona a la que no le habría sorprendido y consternado el asesinato de la líder opositora paquistaní Benazir Bhutto ésa era probablemente la propia Bhutto, pues predijo días antes de su muerte que era el blanco de un atentado. No obstante, a partir de aquí se ensombrece el panorama.

Bhutto habló sin dar nombres de figuras dentro del gobierno del presidente, Pervez Musharraf, y de los oscuros servicios secretos de Pakistán, que simpatizaban con los extremistas islámicos. Dijo que estaban tramando matarla porque se sentían amenazados por su creciente popularidad de cara a los comicios del 8 de enero.

Pero comentó asimismo que el grupo extremista en la volátil área tribal junto a la frontera con Afganistán también la quería ver muerta por denunciar el integrismo islámico durante sus mítines.

Ahora, alentados por el dolor y el impacto de su muerte, simpatizantes y adversarios de Bhutto están inmersos en un feroz debate que parece no tener fin sobre quién es el responsable de su muerte.

"Algunos elementos del Gobierno tal vez estén involucrados porque eso es lo que ha estado diciendo Benazir Bhutto", afirma Talat Masood, un general retirado paquistaní y analista militar.

"Ella tenía alguna información desde dentro de que querían matarla" añadió. "Ella dijo que era una amenaza para ellos. Son tiempos muy inciertos y difíciles".

Hay muchas especulaciones sobre "quiénes" son, algo que al Gobierno paquistaní le gustaría evitar. Así, no fue una sorpresa que al cabo de unas horas de haber prometido una investigación judicial independiente sobre el asesinato, miembros de las fuerzas de seguridad dieran una rápida y curiosa conferencia de prensa para anunciar que un comandante de Al Qaeda en el área tribal había dado la orden del ataque.

En una presentación que elevaría el asesinato de Bhutto a los anales de la conspiración folclórica, el portavoz del Ministerio del Interior, Javed Iqbal Cheema, dijo que Bhutto no murió por el impacto de las balas o la metralla del atentado suicida sino por haberse fracturado el cráneo con el mecanismo que abre el techo solar de su land rover blindado.

Cheema también aseguró que las autoridades habían interceptado una conversación en la que Baitullah Mehsud, un comandante talibán y destacado simpatizante de Al Qaeda, felicitaba a un desconocido por el éxito del ataque. "Tenemos pruebas irrefutables de que Al Qaeda y sus hombres están intentado desestabilizar Pakistán", dijo Cheema, quien estaba claramente nervioso durante la rueda de prensa y eludió las cuestiones importantes planteadas por los periodistas.

Y tenía razones para estar desencajado. Sólo unas horas antes había dicho a la prensa que la causa del fallecimiento de Bhutto había sido la metralla de la bomba y su superior, el ministro del Interior, Hamid Nawaz Khan, aseguró que el atacante no había disparado el arma.

Todavía más preocupante es que el doctor que dijo al mundo que Bhutto murió por una herida de bala se retractase al día siguiente y asegurase en conferencia de prensa que Bhutto se había fracturado la sien derecha.

Miembros del Partido Popular de Pakistán (PPP), inclusive aquellos que estaban junto a ella cuando murió, niegan las explicaciones del Gobierno y afirman que son "una sarta de mentiras".

"Aquellos que quieren dar la impresión de que el ataque fue llevado a cabo por Al Qaeda y los talibanes no quieren que se conozcan las caras reales de los que están detrás de los hechos", dijo a la BBC un portavoz del partido Farhadullah Babar. "Están difundiendo esos rumores para distraer la atención", añadió.

¿Pero la atención de qué? No es un secreto que el servicio de inteligencia militar paquistaní guardaba estrechas relaciones con milicias extremistas islámicas hasta 2001, cuando Musharraf retiró el apoyo al régimen talibán en Afganistán y se alió con el presidente de Estados Unidos.

"Esos lazos existen (...) entre los extremistas religiosos y los políticos radicales. Las posibilidades son numerosas", dice Ayesha Siddiqa, analista de seguridad y autor de un libro sobre el Ejército paquistaní. "Musharraf querría que el mundo creyese que es Al Qaeda", dijo. "Yo no diría definitivamente que es Al Qaeda hasta que no haya una investigación independiente", añadió.

Ahora, con el país y las elecciones en el aire, están abiertas todas las apuestas. "El plan era tener algún tipo de respaldo popular para que la continuación de la guerra contra el terrorismo pudiese tener apoyo", señala el analista político Ayaz Amir. "Pero ahora parece que todo ha volado por los aires", añadió. Y eso era exactamente los que "extremistas", quienes quiera que sean, querían.
Logged

"Ve a decirles a los espartanos,
extranjero que pasas por aqui,
que, obedientes a sus leyes,
aqui yacemos."
                                   Simonides.

WebBlog: www.cecilioandrade.es
Cecilio Andrade
Power User
***
Posts: 119


« Reply #11 on: January 05, 2008, 01:35:32 PM »

http://www.elmundodeportivo.es/

Quote
RALLY LISBOA-DAKAR
Un reclamo de minas, bandidos y terrorismo


En 2000 la prueba estuvo parada 5 días y los Antonov fueron los protagonistas

TRES GRANDES PRECEDENTES
1991

Charles Cabenne, ocupante de un camión de asistencia de Citroën, falleció al recibir un tiro disparado no se sabe ni de quién ni de dónde, en Gao (Mali). Hubo tensión entre los participantes. Algunos equipos abandonaron y entraron directamente en Mauritania porque sus responsables no quisieron comprometer la seguridad de sus hombres.

1996

Lauren Gueguen, uno de los tres ocupantes de un camión de asistencia de Citroën, murió cuando al desviarse ligeramente de la pista pisó una de las múltiples minas que aún quedan en terrotorio marroquí tras pasar el Muro Verde que separaba Marruecos de las que fueron zonas del Frente Polisario.

2000

Por primera vez el Dakar iba a cruzar África de oeste a este, con inicio en Dakar y final en El Cairo, al pie de las Pirámides de Giza. Problemas serios de seguridad en Níger obligaron a un largo 'puente aéreo' en los Antonov, entre Niamey y Shaba, para trasladar a todos los participantes, motos, coches y camiones, y concluir la carrera
Redacción - 05/01/2008 03:00En una prueba de las dimensiones del Dakar, que cruza países con situaciones sociales y políticas delicadas, caso de Mauritania hoy, es normal que se den acontecimientos que poco o nada tengan que ver con el deporte. En sus 30 años de existencia, por tanto, el Dakar no ha estado exento de problemas, suspensiones de etapas y, ahora, de cancelación total del rally más duro del mundo.

El primer contratiempo serio surgió en 1982. En la especial de Guerrara los participantes fueron víctimas de un tiroteo. Pero el incidente más sonado fue el de inicio de siglo XXI. Era un Dakar que prometía, que invitaba al optimismo pero después de lo vivido en Niamey, Hubert Auriol no se atrevió a asegurar la disputa de la edición de 2001. Fue el famoso 'puente aéreo' con los gigantescos Antonov. Las cosas se torcieron a la llegada de la caravana a Niamey, en Níger. Servicios especiales americanos avisaron de un posible ataque terrorista en el desierto del Teneré, lo que obligó a la organización a efectuar un largo 'puente aéreo' entre Niamey y Shaba en los gigantecos Antonov. Dos de estos monstruos de la aviación transportaron helicópteros, camiones, coches y motos. El Dakar se paró durante cinco días.

En 1986, Thierry Sabine, ante los problemas administrativos en la frontera entre Níger y Alto Volta, anuló una etapa. El 14 de enero, Sabine perdió la vida en un accidente de helicóptero. Se neutralizó la etapa siguiente, pero el rally continuó hasta el final.

En 1988 se neutralizaron varias etapas por problemas administrativos y meteorológicos.

Otro problema serio llegó en 1991. Charles Cabanne, ocupante de un camión de asistencia de Citroën, falleció al recibir un tiro disparado por un soldado en un control en Gao (Mali). Se neutralizó la etapa siguiente entre Gao y Tumbouctou. En 1992, con final en Ciudad del Cabo, los problemas políticos azotaban el Chad, en el Zaire estaban en plena guerra civil, el integrismo islámico en Argelia era creciente, los touaregs estaban enfrentados al Gobierno de Níger y en Angola y Namibia los alborotos y las reyertas iban a la orden del día.

En 1996, Lauren Gueguen, ocupante de un camión de asistencia de Citroën, falleció cuando al desviarse ligeramente de la pista pisó una mina tras pasar el Muro Verde que separaba Marruecos de las que fueron zonas del Frente Polisario. En 1998 varios participantes fueron asaltados en mitad de la pista por bandidos que les robaron dinero y objetos de valor (también en 1999).

En 2001, el coche de asistencia de la portuguesa Jacinto voló por los aires al pisar una mina. No hubo que lamentar víctimas. En 2004 fueron anuladas las etapas entre Nema y Mopti y Mopti y Bobo Diulasso en razón de diversos problemas en la zona y, el año pasado, se modificaron dos etapas entre Mauritania y Mali por motivos de seguridad derivados de amenazas terroristas
   
Logged

"Ve a decirles a los espartanos,
extranjero que pasas por aqui,
que, obedientes a sus leyes,
aqui yacemos."
                                   Simonides.

WebBlog: www.cecilioandrade.es
Crafty_Dog
Administrator
Power User
*****
Posts: 31488


« Reply #12 on: April 01, 2008, 11:06:34 AM »



SYDNEY, dic 28 (Sun Times) - El Primer Ministro australiano, John Howard, dijo el miércoles a los musulmanes que quieran vivir bajo la Sharia islámica que se marchen de Australia, en momentos en que el gobierno se encuentra aislando a posibles grupos radicales que podrían lanzar ataques terroristas contra el pueblo de esa isla-continente en un futuro.


Asimismo, Howard despertó la furia de algunos musulmanes australianos cuando dijo que le ha dado todo su apoyo a las agencias de contrainteligencia australianas para espiar a las mezquitas que hay en la nación.

'Los que tienen que adaptarse al llegar a un nuevo país son los inmigrantes, no los australianos', expresó con firmeza el mandatario. 'Y si no les gusta, que se vayan. Estoy harto de que esta nación siempre se esté preocupando de no ofender a otras culturas o a otros individuos. Desde el ataque terrorista en Bali, hemos experimentado un incremento de patriotismo entre los australianos'.

'Nuestra cultura se ha desarrollado sobre siglos de luchas, pruebas y victorias de millones de hombres y mujeres que vinieron aquí en busca de libertad', agregó Howard.

'Aquí hablamos inglés fundamentalmente', dijo el primer ministro en un momento de su enérgico discurso. 'No hablamos árabe, chino, español, ruso, japonés ni ninguna otra lengua. Por lo tanto, si los inmigrantes quieren convertirse en parte de esta sociedad, ¡que aprendan nuestro idioma!'

El mandatario continuó diciendo que la mayoría de los australianos son cristianos. 'Esto no es un ala política ni un juego político. Se trata de una verdad, de hombres y mujeres cristianos que fundaron esta nación basados en principios cristianos, lo cual está bien documentado en todos nuestros libros.  Por lo tanto, es completamente adecuado demostrar nuestra fe cristiana en las paredes de las escuelas. Si Cristo les ofende, entonces le sugiero que busquen otra parte del Mundo para vivir, porque Dios y Jesucristo son parte de nuestra cultura'.

'Toleraremos vuestras creencias, pero tienen que aceptar las nuestras para poder vivir en armonía y paz junto a nosotros', advirtió Howard. 'Este es nuestro país, nuestra patria, y estas son nuestras costumbres y estilo de vida. Permitiremos a todos que disfruten de lo nuestro, pero cuando dejen de quejarse, de lloriquear y de protestar contra nuestra bandera, nuestro compromiso nacionalista, nuestras creencias cristianas o nuestro modo de vida. Les recomiendo encarecidamente que aprovechen la gran oportunidad de libertad que tienen en Australia. ¡Aquí tienen el derecho de irse a donde más les convenga!'

'A quienes no les guste cómo vivimos los australianos', prosiguió Howard. 'Tienen la libertad de marcharse. Nosotros no los obligamos a venir. Ustedes pidieron emigrar aquí, así que ya es hora de que acepten al país que los aceptó'.

**** Si estás de acuerdo con el primer ministro australiano, hazlo circular por el Mundo.  Las ideas de los grandes hombres deben divulgarse

 

Logged
Pages: [1] Print 
« previous next »
Jump to:  

Powered by MySQL Powered by PHP Powered by SMF 1.1.19 | SMF © 2013, Simple Machines Valid XHTML 1.0! Valid CSS!